La Familia

Si no actúas como piensas, vas a terminar pensando como actúas.

La Familia

Que simple suena, y que simple es. El problema es que muchas veces subestimamos a nuestra propia familia. Creemos que como siempre está ahí no hay que mimarla un poco. Claro, como son mis padres (el que tiene la suerte de tenerlos), o son mis hermanos (los mismos con los que hemos desatado miles de peleas a lo largo de la vida), claro… ellos saben que yo estoy.

Pero pregunto, alcanza con que sepan que estamos o sería importante que les dediquemos tiempo como al resto de nuestras relaciones. Si los amigos, la pareja, son todos importantes… pero esta bien dejar siempre a la familia como el último orejón del tarro.

Levanten el teléfono y regalen una alegría, van a ver que luego se sentirán mucho mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s